20 de Setiembre: Día del Librepensamiento

Confederación Interamericana de Masonería Simbólica

COMUNICADO

20 de Setiembre: Día del Librepensamiento

 

El 20 de Setiembre próximo, se cumplirá el 140 Aniversario del episodio conocido como “la brecha de la Porta Pia“.

Efectivamente, el 20 de Setiembre de 1870, las fuerzas patrióticas italianas y los “camisas rojas” garibaldinos protagonizaron ese célebre episodio que les permitió ingresar a Roma, y derrotar de esa manera, el último reducto de las fuerzas del vaticano aliadas al imperio francés.

Ese día significó la caída definitiva del poder temporal del papado y de sus regímenes políticos de “derecho divino“; posibilitó la unidad italiana, tan buscada por los Hermanos Masones Massini, Cavour y sobre todo José Garibaldi y significó un gran triunfo para las fuerzas democráticas, republicanas y secularizantes del mundo.

Simbólicamente, el 20 de setiembre (fecha de coincidencia equinoccial) pasó a significar entonces – y así fue visto por generaciones de masones – como el día de una gran derrota del dogmatismo, del oscurantismo y la esperanza del renacimiento de la Luz, que representa el triunfo de la Razón y de la Libertad de Conciencia.

Significa también y sobretodo, un homenaje a los combates libertarios y al impulso a los ideales democráticos, republicanos y laicos que protagonizara el Muy Ilustre Hermano José Garibaldi, tanto sobre el continente americano como en el europeo.

 

Por todo ello, es que la 4ª Asamblea de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica, realizada en Santiago de Chile entre el 27 y el 30 de Setiembre de 2007, entre sus resoluciones, aprobó unánimemente celebrar anualmente el 20 de Setiembre como el “Día del Librepensamiento“.

La Confederación Interamericana de Masonería Simbólica – CIMAS, sin sentirse protagonista exclusivo, intenta ser, junto a otras manifestaciones de la masonería, un baluarte actual, en nuestra América, de ese mensaje librepensador que nos legaran nuestros ancestros masones. Intenta ser un faro de luz masónica que ilumine nuestros combates del presente.

La Declaración de Principios de CIMAS, aprobadas en su Asamblea Fundacional en el 2002, señala que CIMAS “proclama los principios de LIBERTAD DEL PENSAMIENTO Y DE CONCIENCIA y se compromete a defender los ideales y las instituciones laicas, expresiones de los principios de la Razón, la Tolerancia y la Fraternidad …“.

La Masonería Liberal y Adogmática que representa el pensamiento de CIMAS, manifiesta su oposición a toda opresión espiritual, ideológica, intelectual y política. Y sus más nobles objetivos la llevan a promover y defender la Paz, la Libertad, los Derechos Humanos y Ciudadanos, la Laicidad y la Libertad Absoluta de Conciencia.

Guiados por el espíritu de fraternidad y solidaridad humana, está comprometida en fomentar la tolerancia y el pluralismo, y un orden social que proteja la dignidad, la justicia social, las libertades individuales, los derechos fundamentales y el estado de derecho; y una democracia integral que comprenda lo político y lo económico. En particular, lucha contra toda forma de discriminación, sea por razones étnicas, de género, de identidad sexual, cultural o cualquier otro propósito que atente contra la dignidad humana.

Este combate adquiere toda su magnitud, cuando constatamos que la lucha contra el oscurantismo del dogma, lamentablemente aun no ha finalizado. Este toma nuevas formas, se manifiesta de diversas maneras. En particular, nuestro continente – desde el sur del Río Bravo, hasta la Tierra del Fuego – está siendo sometido a un nuevo auge de las concepciones confesionales, que intentan subvertir las trabajosas y muchas veces parciales separaciones de las iglesias del Estado. Lo vemos en México con los intentos de debilitar el Estado laico promovido por nuestro H\ Benito Juárez con las Reformas de 1859. Lo vemos en la reimplantación de la enseñanza de la religión en la provincia argentina de Salta. Y en los embates en Uruguay para re-introducir la enseñanza religiosa en las currículas, que había sido suprimida legalmente hace casi un siglo, y las presiones que sufre el Estado para subvencionar las enseñanza privada confesional, mientras la educación pública presenta demasiadas carencias; o en la negación de entidades de salud vinculadas a religiones a cumplir con la ley en lo que se refiere a salud sexual y reproductiva. Y esto son solo unos pocos ejemplos, a lo que habría que agregar el rol de las sectas muchas veces vinculadas a poderosos intereses económicos.

Vemos también al confesionalismo actuando sin subterfugios a nivel político, por ejemplo, en el MERCOSUR, jugando el obispo presidente del Paraguay un rol escandaloso al respecto, frente a la pasividad de sus pares, promoviendo abiertamente el concurso de las organizaciones sociales religiosas en detrimentos de aquellas no confesionales.

Por todas estas razones, invitamos a la familia masónica americana a celebrar el “Día del Librepensamiento” como un compromiso activo con nuestros ideales de progreso. Y que podamos darle todo el contenido posible a esta fecha tan importante en la historia de la masonería y del librepensamiento, mostrando el vigor de los ideales libertarios que sostenemos a lo largo y ancho de nuestro continente.

Agosto de 2010

Elbio Laxalte Terra

Presidente de CIMAS

Publicado en Documentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *