13

EL EJEMPLO DE ANITA GARIBALDI: La mujer en la francmasonería

conf_garib_cabezal  EL EJEMPLO DE ANITA GARIBALDI: La mujer en la francmasonería conf garib cabezal

13  EL EJEMPLO DE ANITA GARIBALDI: La mujer en la francmasonería 13Expositora: Esc. Myriam Tardugno Garbarino

Vivimos en un mundo de grandes transformaciones que se operan día a día, minuto a minuto. El siglo XX y el que empezamos a recorrer han sido vertiginosos en ese sentido. En el campo científico, en el mundo socio-económico, en materia de convivencia internacional.

En este ambiente de grandes cambios, también irrumpe un hecho social que no por conocido, deja de impactar en el mundo social, económico, político y de los valores: la conquista por parte de las mujeres de la igualdad de los derechos cívicos con los hombres, con excepciones, como en el mundo islámico, por ahora.
___________

El Gran Oriente de la Francmasonería Mixta, nuestra Institución, se caracteriza por haber proyectado hacia nuestro país las más modernas y progresistas concepciones masónicas basadas en la igualdad de género, admitiendo a la mujer en absoluto pie de igualdad con el hombre.

Esto fue una innovación para nuestro país, ya que no para el mundo. Pero además, una fuerte inclinación hacia los aspectos sociales y cívicos, una defensa militante de la laicidad, un fuerte compromiso con la integración, la libertad, la democracia, y la unión de los hombres y mujeres de América Latina y en particular del MERCOSUR. integración no solo económica, sino también política, social y cultural.
___________

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  EL EJEMPLO DE ANITA GARIBALDI: La mujer en la francmasonería Strasbourg 014

Históricamente, en los cultos y creencias antiguos, la mujer era tanto o más importante que el hombre. Y ello adquirió también significado en la vida social e incipientemente comunitaria, hasta llegar a las diversas formas de matriarcado.

Y respecto a los ritos de Iniciación y las formas de sacerdocio, desde los más elementales a los culturalmente mejor elaborados, la mujer ocupaba un lugar de preferencia.

En el Antiguo Egipto, las mujeres tenían activa participación en los Misterios de Isis y Osiris, al igual que en Grecia en los Misterios de Eleusis y de Ceres.

Pero las invasiones de los indoeuropeos impusieron una estructura social patriarcal, y un panteón de dioses predominantemente masculinos, y l a sumisión de la mujer se consolidó con las religiones de Libro Sagrado : el judaísmo, el islam, el cristianismo.

El cristianismo primitivo, y el judaísmo fueron religiones patriarcales, y a pesar de que Mahoma predicaba un ideal de igualdad entre hombres y mujeres, sus seguidores tomaron la posición primitiva de inferioridad de la mujer, en relación al hombre, que persiste hasta hoy.

Dicha situación se mantuvo en general, durante la Edad Media.

En la Edad Media, las corporaciones de arquitectos y picapedreros, en la gran mayoría de los casos estaban integradas por hombres. En la gran mayoría, lo que no significa que no existieran mujeres que cumplieran estos Oficios, pues no todas las corporaciones medioevales excluyeron a la mujer .

Ya en manuscritos que datan del año 1270, se detallan los oficios y corporaciones exclusivamente femeninas.

Y manuscritos de 1693, se refieren a “aquél o aquella que debe ser hecho masón”…..

EL EJEMPLO DE ANITA GARIBALDI: La mujer en la francmasonería Strasbourg 033

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  EL EJEMPLO DE ANITA GARIBALDI: La mujer en la francmasonería Strasbourg 030

Entre los constructores de Catedrales encontramos el nombre de una mujer, Sabine de Pierrefonds , hija de Hervé de Pierrefonds, más conocido por su nombre germánico de Erwin de Steinbach, constructor principal de la Catedral de Strasburgo.

Sabine esculpió algunas de las notables estatuas de Notre Dame de París, y de Estrasburgo, y a su vez en tanto que Maestra de Obra, formó Aprendices en su oficio. Y es probable que no fuera la única mujer en ser Maestra del Oficio.

Hece unas semanas, en la catedral de Estrasburgo, pude ver una estatua erigida en homenaje de Sabine, que porta en una mano el Mazo y el Cincel, que son las herramientas básicas de los constructores, de los masones, y en otra el Libro, símbolo de la sabiduría y el conocimiento. Podemos ver las fotos del pórtico, con simbología religiosa, sí, pero también masónica, como este detalle donde se encuentran cinco estrellas, el sol y laguna, representando el cosmos con sus siete planetas conocidos.
Como dato interesante, detrás de la estatua podemos ver las marcas que dejaban los masones en los bloques de piedra que esculpían, que era su firma, y que le permitía luego cobrar su salario.

Cuando surgió la masonería especulativa, o moderna, en el Siglo XVIII, la mujer no estaba ni económica, ni social, ni políticamente emancipada, y las Constituciones de Anderson de 1723 que dieron el puntapié inicial de la Francmasonería Moderna no las tuvieron en cuenta. Tal vez porque su redactor, el Hermano Masón Anderson, además era pastor anglicano, y, en esa doble condición, pudieron haber pesado los prejuicios religiosos de la época. Felizmente, hoy la Iglesia Anglicana acepta el sacerdocio femenino. Y la masonería inglesa está reviendo su posición.

Pero las mujeres no quisieron permanecer indiferentes a las realizaciones de las asociaciones masónicas. Desde el comienzo, y con la ayuda de hombres preclaros que veían a las mujeres como sus iguales, se inició un largo camino de participación, que está desembocando hoy en la presencia femenina cada vez más importante en nuestra institución masónica.

La francmasonería es evolucionista, progresista. Pero, independientemente de los términos, podemos hablar de un proceso profundo de cambios en la masonería universal, uno de cuyos ejes es el protagonismo femenino.

Podemos mencionar algunas de estas mujeres: Josefina Bonaparte, esposa de Napoléon; Ivanova, Emperatriz de Rusia, quién facilitó la introducción de la Masonería en aquella nación a partir de 1731;

Madame de Xaintrailles, iniciada en 1837 por la Logia masculina “Los Artistas”, de París.

Flora Tristán, franco-peruana, abuela del pintor Gauguin, quién hizo conocer en Europa, a comienzos y mediados del siglo pasado, las luchas indigenistas americanas.

diploma_33  EL EJEMPLO DE ANITA GARIBALDI: La mujer en la francmasonería diploma 33Marie Desraimes, escritora y conocida militante a favor de los derechos de la mujer que el 4 de enero de 18 82, en la localidad de Pecq, Francia, fue iniciada en la Logia “Los Librepensadores” y ella es la que creará luego la “Orden Masónica Mixta Internacional-El Derecho Humano”, el 14 de abril de 18 93, ayudada en su labor por Georges Martin.

Annie Besant, (quien fuera secretaria de la Sociedad Fabiana, antesesor inmediato del Partido Laborista ingles, hoy en el gobierno).
Louise Michel, la célebre feminista y combatiente libertaria durante la Comuna de París.
Joséphine Baker, la célebre artista del music-hall y del cine.
Gabriela Mistral, educadora, diplomatica y célebre poetiza chilena; Premio Nobel de Literatura 1945.

Ahora bien, ¿quien fue Anita Garibaldi?

Veamos alguno aspectos de su vida.

Ana Maria de Jesus Ribeiro da Silva apodada la Heroína de los Dos Mundos , nació el 30 de agosto 1821 en la entonces aldea de Morrinhos, suburbio de la ciudad de Laguna .

Cuenta la historia que Ana desde pequeña se hizo notar por su inteligencia y su carácter libre.

En 1835 a los quince años -y por insistencia de su madre- se casó por la iglesia con un zapatero enriquecido por la ganadería llamado Manuel Duarte Aguiar. Este matrimonio, sin hijos, fue un fracaso y concluyó en una separación debido a que Manuel además de ser un pendenciero, maltrataba a Ana.

Eran días bravos en Brasil. Su ciudad, capital del estado de Santa Catalina, había sido tomada por los farrapos (harapientos), como llamaban a los revolucionarios que unos años antes se habían levantado contra el emperador Pedro II y proclamado la República de Río Grande.

En 1837 Giuseppe Garibaldi al servicio de la República Riograndense tomó la ciudad portuaria de Laguna que pasó a ser la primera capital de la República Juliana , y en ese puerto, conoció a Anita y desde entonces quedaron unidos de por vida.

Anita quedó entusiasmada por los ideales democráticos y liberales de Garibaldi y le pidió, dado su aventurero carácter, que le enseñara a luchar con la espada y a disparar, convirtiéndose en una consumada soldado.

Su lecho nupcial fue la nave Itaparica, de las fuerzas insurgentes.

Todo marchaba viento en popa cuando aparece la nave imperial “Andorinha”, mucho mejor equipada que la Itaparica y se aprontó para el combate. Garibaldi le ordeno a la joven bajar a tierra, pero ni bien comenzó la batalla, Anita comenzó a cargar armas, a disparar y a azuzar a su gente.

Anita acompañó a Garibaldi en sus combates en Santa Catarina , Rio Grande . En la Batalla de Curirtibanos ocurrida en la selva, Garibaldi quedó separado del frente perdiendo a Anita, quien fue capturada por los brasileños.

Pero logró escapar, y estuvo cuatro días vagando por la inmensidad de la selva sin comer ni beber, hasta que se reencontró con Garibaldi en Vacaria .

A los pocos meses nació el primer hijo, Menotti (1840).

Posteriormente Anita acompañó a Garibaldi hacia Montevideo en 1841 , donde se casaron el 26 de marzo de 1842 en la Iglesia de San Francisco.

Tuvieron tres hijos más, Rosita (nacida en 1843 ), Teresita (nacida en 1845 ) y Ricciotti (nacido en 1847 ).

Llegados a Montevideo, Garibaldi dio clases de matemáticas , pero la lucha lo llamaba. La ciudad era sitiada por las fuerzas de Juan Manuel de Rosas , apoyando a Manuel Oribe , depuesto de su gobierno, mientras la defensa era perpretada por Fructuoso Rivera . Garibaldi apoyando a éste último se ocupó de la armada.

Los extranjeros refugiados -incluidos los unitarios y federales argentinos que habían escapado del rosismo- se agruparon en legiones según su nacionalidad para defender la ciudad. Para vestir a la legión garibaldina, Anita usó unas túnicas que habían encargado los carniceros de Buenos Aires antes del bloqueo. El rojo de esas camisas y el negro de la bandera que eligieron como emblema fueron después los colores elegidos por movimientos rebeldes en todo el mundo.

En 1848 estalló la guerra en Italia y los piamonteses le pidieron auxilio a Garibaldi. Anita viajó primero, con sus hijos, para organizar la recepción de su marido. Después viajó él y se puso con tres mil voluntarios al servicio del rey de Cerdeña, Carlos María de Saboya.

Como siempre, el enemigo era demasiado poderoso: además de los austríacos, debían combatir contra ejércitos franceses y españoles y las tropas pontificias. Garibaldi derrotó dos veces a los franceses pero finalmente fue vencido en Roma, ciudad que habían logrado tomar.

Anita, embarazada de cinco meses, combatió a su lado vestida con el uniforme garibaldino y un sombrero gaúcho, armada con sable y pistola.

Huyeron hacia el norte con cuatro ejércitos pisándoles los talones y se tomaron un respiro en la pequeña república de San Marino, donde fueron recibidos como héroes. Allí estaban a salvo y habrían podido quedarse (al menos Anita, que no estaba bien, hasta que diera a luz). Pero el plan era llegar a la ciudad de Ravena y la gaúcha se negó a separarse de su marido.

Apenas dejaron los muros de San Marino recomenzó la persecución. Ya cerca de Ravena hicieron un alto en una playa: semejante fuga, con las balas rozando sus cabezas, había sido demasiado para el embarazo de Anita y la fiebre se la llevaba. Pudo llegar un médico, amparado por la noche, pero no hubo nada que hacer: Anita murió el 4 de agosto de 18 49, poco antes de cumplir treinta años.

Anita fue enterrada a los apurones en aquella playa de Ravena. Unos perros la desenterraron, pero sus propios enemigos le dieron finalmente una sepultura digna: esa gaúcha que amó como loca, se rió de las convenciones y libró tres guerras, se había ganado el respeto universal por sus propios méritos.

Su sepulcro está junto al de Giuseppe en la colina romana del Janículo en donde ambos tienen sendas estatuas ecuestres
_____________________________

Lo que distingue a Anita Garibaldi es el haber sido profundamente humana, sin abandonar su femineidad. Madre, esposa, compañera, guerrera.

En sus “Memorias”, Garibaldi habia dicho que “siempre he considerado a la mujer como la más perfecta de las criaturas..” Y es así, que las mujeres, y no solo Anita, participaron en sus campañas militares, en tanto que enfermeras, correos, o combatientes detrás de las barricadas o en el frente, sosteniendo la lucha y la resistencia.

Giuseppe Garibaldi fue iniciado como masón en Montevideo, en el seno de la Logia”Les Amis de la Patrie” en agosto de 1844.

Ya en Italia, fue uno de los primeros en favorecer el ingreso de la mujer en la masonería, como forma de difundir las ideas y los principios masónicos y laicos en la sociedad.

En 1862 es electo como Gran Maestro del Gran Oriente de Palermo, y en 1867 como Gran Maestro del Gran Oriente de Itália. En esta época, Garibaldi es el alma de Ia Masonería. Como Gran Maestre, dice: ” Yo pienso que Ia unidad masónica es un gran beneficio para Itália… La Masonería es Ia base fundamental de todas Ias asociaciones liberales”. .

Hay registros de que el 25 de mayo de 18 64, inicia como masona a su hija Teresita así como a Luigia Candia, esposa del Hermano Paolo de Michelis Grado 33.

En 1867 como Soberano Gran Comendador Gran Maestro del Gran Oriente de Italia, aparece confierendo el grado de Maestra masona a Suzanne Helene Carruthersy suscribiendo su certificado del grado.

No hay registros de que Anita haya sido iniciada en los augustos misterios, pero conociendo su carácter y su fuerza, podemos suponer que también compartieron esos ideales.

En 1881, Garibaldi accede a la Gran Maestría del Rito de Memphis y Misraim, habiendo unido ambos ritos, algunas de cuyas logias trabajaban de manera mixta.

Cual es en definitiva el ejemplo que nos dejaron Anita, y Giuseppe?

JUNTOS lucharon por la UNIDAD de los pueblos en tanto que naciones.

Fueron SOLIDARIOS , dejando de lado sus propios intereses, con aquellos que solicitaron su ayuda para encontrar su destino de LIBERTAD, libertad que no puede ser más que capacidad de elección, de adhesión, de compromiso con los valores, sus fines y sus consecuencias, que ella no creó pero que descubre con la ayuda del corazón y la razón., libertad en tanto deber y responsabilidad que es lo que en los seres humanos decide su elevación , o no, hacia la verdad y la perfección.

Garibaldi y Anita lucharon porque reinaran los ideales de JUSTICIA en los pueblos , con HUMILDAD , rehusando recompensas materiales con las que los gobernantes de turno quisieron retribuirles sus servicios.

Lucharon con CORAJE, con ESPERANZA , en lograr un mundo mejor.

Y ese es el ejemplo que nos dejaron AMBOS, JUNTOS.

Hoy en el mundo occidental, y cada vez más en el resto del mundo, la presencia y participación de la mujer se consolida en todos los ámbitos, social, político, económico.

También ha conquistado sus espacios en la Institución masónica justamente para complementar la lucha tradicional por la Libertad, la igualdad y la fraternidad que es la lucha de la masonería, con un nuevo perfil, que es la igualdad de género, luchando contra las dicriminaciones que nuestra epoca ya no soporta.

Cada vez más se entiende, a pesar de lo difícil de la transición, que el mundo se construye a partir del hombre y la mujer, con sus diferencias, y con su complementaridad, porque ambos por igual forman parte de aquello más grande que es la raza humana, de donde provenimos y a la cual nos debemos.

Mujer-Hombre, Hombre-Mujer son las 2 columnas humanas sobre las que se asienta el presente y el futuro de la Humanidad, y ese es el desafío que se nos presenta, tomar el ejemplo de esos hombres que supieron ver más allá en épocas en las que la mujer no era tenida en cuenta, y el ejemplo de esas mujeres que demostraron que estaban a la misma altura que los hombres.

Y si bien hoy podemos decir que legalmente tenemos los mismos derechos, debemos continuar la lucha, que es por la igualdad de oportunidades.

Siempre he escuchado que “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”.

Anita nos demostró que no es así, sino que “ JUNTO a un gran hombre, hay una gran mujer”.

Y ese es el ejemplo a seguir.

Publicado en Documentos y etiquetado , , , , , , .

Un comentario

  1. Pingback: Conferencia: “LA MODERNIDAD DE GARIBALDI” | GOFMU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *